La luz de otoño favorece que los colores vibren de forma espectacular, las pequeñas "sombrillas" son las reinas de las cunetas, siempre humildes y al tiempo majestuosas.



This entry was posted on 11:05 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

1 comentarios:

    marian dijo...

    Como me gustan los bosques en otoño, cuando las hojas de algunos arboles tomán ese color rojizo, que bonito.

  1. ... on 21 de octubre de 2008, 14:44